Hablo de pintarte las uñas de color rojo si te da la gana y de vestirte con las camisas de tu padre. De escuchar reggeton y bailar como loca o de comer tantas chuches que te pongas mala, hablo de sonreir si tienes ganas y de enfadarte si te dan los motivos necesarios, hablo de saltar por la calle y gritar las veces que te de la gana su nombre, el tuyo o de gritar simplemente tu canción preferida, hablo de mirar el cielo las veces que te de la gana y de ponerte tonta si te hacen cosas que no te gustan.


2 comentarios:

  1. entonces no pares de hablar! Gracias!

    ResponderEliminar
  2. ¡Me gusta tu blog! :]

    ResponderEliminar