Voy a confesar un pequeño secreto.
Cuando estoy con él no me importa que me vean sonreír como a una niña pequeña con su primer juguete, o que me vean abrazarle como si fuese la última vez que lo fuese a ver, o incluso no me importa hacer el tonto si es para hacerle sonreír. Tampoco me importa esa mala leche que tiene algunos días o que haga como que se enfada para que le coma a besos. Solo me importa él y que siga siendo así de encantador, porque yo me enamoré de él tal y como es y quiero que siga siendo así.

5 comentarios:

  1. Me pasa lo mismo.

    Te sigo:)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el blog:)
    http://belendaleaeso.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. me encanta tu blog!!! lo veo desde hace tiempo pero me acabo de hacer blog!! te sigo clarisimamente:)
    yo estoy empezando, te dejo el enlace por si te quieres pasar: constantefantasia.blogspot.com
    muaaaaaaaa♥

    ResponderEliminar
  4. QUE NADA DE ESO IMPORTE! SE FELIZ SIEMPRE!
    Te sigo! MUCHA LUZ! TE ESPERO EN MI BLOG! algoquizas.blogspot.com

    ResponderEliminar